Entorno

Desde1989 aparecen protegidas bajo la figura de Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos 67202 Has., que se encuentran incluidas desde el año 2002, por la UNESCO, dentro de la Reserva de la Biosfera “Dehesas de Sierra Morena”.

 El territorio se encuentra bañado por las aguas de dos importantes afluentes del Guadalquivir, el río Bembézar y el Retortillo, así como por numerosos arroyos, que tejen una tupida red, como son los arroyos del Álamo, Pajaroncillo, Guazulema, etc. Su clima puede clasificarse como templado cálido, que resulta fundamental para el desarrollo de la vegetación que caracteriza la zona, el bosque mediterráneo, con Encinas, Alcornoques, Quejigos, Acebuches,Lentisco, Coscoja, Jaras, Cantueso, etc.

El alto grado de conservación de las masas vegetales ha permitido un buen
desarrollo de las especies animales asiduas de estos parajes: Águila Imperial,
Real y Perdicera, Buitre Negro y Leonado, Alimoche, Azor, Gavilán y Cigüeña
Negra, o mamíferos como: el Lobo y el Lince, en peligro de extinción, el
Meloncillo, Gineta, Comadreja o Nutria.

Hornachuelosdestaca también porque en su territorio se encuentran importantes cotos de caza, tanto mayor como menor, con poblaciones permanentes de Venados, Gamos, Jabalíes, Conejos, Perdices, Palomas, etc, que hace que una parte importante de su población y de su actividad económica se centre en trabajos relacionados con la cinegética y que en numerosas ocasiones nuestros visitantes vengan motivados por esta afición.

Dentrodel patrimonio histórico construido cabe destacar que Hornachuelos cuenta con varios elementos declarados bienes culturales protegidos: el Castillo y recinto amurallado, de los siglos VIII y IX, la Iglesia de Santa María de las Flores (s. XVI), el Jardín de Moratalla, la Iglesia Conventual de Carmelitas Descalzas de Nuestra Señora de la Sierra, la antigua Posada del s. XVII y el Poblado de San Calixto, que está en proceso para su declaración como lugar de interés etnográfico.

Las fiestas patronales se celebran el 11 de Julio, por San Abundio y el 2 de
agosto, por Nuestra Señora Reina de los Ángeles.