Reserva de la Biosfera

Desde 1989 aparecen protegidas bajo la figura de Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos 67.202 Has. y desde el 2002 se encuentra dicho Parque Natural incluido dentro de la Reserva de la Biosfera “Dehesas de Sierra Morena” por la UNESCO.

Se localiza en el extremo centro-occidental de la provincia de Córdoba, formando parte de Sierra Morena Central, entre los términos municipales de Hornachuelos, Posadas, Almodóvar del Río, Villaviciosa y Córdoba. De topografía quebrada tiene sus máximas elevaciones en Sierra Alta (722 m.) y en la Loma del Gitano (691 m.).

El clima de la zona puede clasificarse como templado cálido. El río Bembézar, que recibe aguas de los ríos Benajarafe y Manzano, drena la mayor parte de este espacio, si bien los arroyos son numerosos y tejen una tupida red de cabecera (arroyos del Alamo, Pajaroncillo, Guazulema, etc.). No debe ser olvidado el río Retortillo que marca el límite occidental del Espacio Natural.

Distintas etapas subseriales de degradación del bosque mediterráneo caracterizan la vegetación de la zona con Encina y Alcornoque en el estrato arbóreo acompañados en los lugares más húmedos por Quejigo y en los más termófilos por el Acebuche. Por su parte el estrato arbustivo, muy profuso en determinados enclaves, está representado por Madroño, Lentisco, Coscoja, Jaras, Cantueso, etc.

El alto grado de conservación de las masas vegetales ha permitido un buen desarrollo de las especies animales asiduas de estos parajes. Destaca en este sentido la comunidad de aves con miembros tan relevantes como el Aguila imperial, real y perdicera, el Buitre negro y leonado, el Alimoche, Azor, Gavilán y Cigüeña negra, sin olvidar la rica y variada comunidad de paseriformes. Asimismo son dignos de mención importantes mamíferos depredadores en peligro de extinción como el Lobo y el Lince, que se dan cita en este Espacio Natural acompañados por otros de menor tamaño como el Meloncillo, Gineta, Comadreja o Nutria.

Por otra parte, la Sierra de Hornachuelos ha sido tradicionalmente un cazadero antológico a nivel nacional, gracias a que sus óptimas condiciones biogeográficas y sus grandes cotos, fundamentalmente de caza mayor, han permitido el desarrollo de varias especies interesantes desde un punto de vista cinegético, tales como Ciervo y Jabalí. No falta en este Espacio Natural y su área de influencia una tradición cultural que contribuya a su enriquecimiento general. Desde el Paleolítico diversas civilizaciones (romana, musulmana, cristiana…) se han dado cita en este Espacio, dejando en los municipios vecinos una impronta cultural imborrable.

Ni que decir tiene que un elenco de valores naturales y culturales de tal magnitud otorga a este Espacio Natural una personalidad propia y digna de ser conservada.

Centro de Visitantes:

El Centro de Visitantes permite conocer la esencia del Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, y comprender el funcionamiento de los procesos naturales y humanos que en él se desarrollan. Aloja una exposición que plantea una visita por el espacio, ofreciendo elementos para la interpretación de sus valores: sus comunidades, su flora y su fauna, el conocimiento de sus orígenes hace decenas de millones de años, las transformaciones de sus paisajes, las ctividades humanas, los organismos que atesoran sus suelos. En definitiva, una muestra de equilibrio, conseguido a lo largo de siglos de convivencia entre los distintos pobladores de la Sierra: la flora, la fauna y el ser humano. Al finalizar la visita al Centro, un audiovisual ofrece la posibilidad de vivir un año en Hornachuelos, guiado por uno de sus principales protagonistas: el ciervo. De su mano nos sumergiremos en distintas estaciones, en la diversidad de elementos naturales, paisajes y actividades tradicionales del Parque. El Centro de Visitantes ofrece también formación más pormenorizada sobre las posibilidades de visita de la Sierra de Homachuelos. Por todo ello, es recomendable visitar el Centro antes de recorrer el Parque Natural.